A tan solo 15 minutos caminando desde nuestra casa de retiro en San Roque de Cumbaza o 3 minutos en motocar, este increíble lugar nos hará sentir toda la magia y la fuerza de la naturaleza, grandes pozas para nadar, un sinfín de mariposas, una playa privada de arena blanca rodeada de rocas con una pequeña cascada, grandes árboles medicinales, exuberante vegetación…un lugar de cuento de hadas que le enamorara. Ideal para meditación, yoga, relajación, inspiración y reconexión divina con su propia esencia.